Cómo funciona el Lavavajillas

como funciona un lavavajillas

Si necesitas comprender cómo funciona el lavavajillas para poder hacerle alguna modificación o reparación, o simplemente tienes curiosidad, quédate leyendo y te prometemos que aprenderás todo lo importante sobre este electrodoméstico.

Básicamente, un lavavajillas es un robot que limpia y enjuaga los platos sucios. Nosotros tenemos que cargar los platos, agregar detergente, programar los ciclos de lavado adecuados y encenderlos, pero el lavavajillas realiza toda una serie de funciones por sí solo, que son:

  • Agrega agua
  • Calentar el agua a la temperatura adecuada
  • Abrir automáticamente el dosificador de detergente en el momento adecuado
  • Disparar el agua a través de los brazos rociadores para limpiar los platos
  • Desaguarel agua sucia
  • Rociar más agua sobre los platos para enjuagarlos
  • Desaguar de nuevo
  • Calentar el aire para secar los platos, si se ha seleccionado esa configuración




Además, los lavavajillas se controlan a sí mismos para asegurarse de que todo funcione correctamente. Un temporizador regula la duración de cada ciclo; un sensor detecta la temperatura del agua y del aire para evitar que el lavavajillas se sobrecaliente o dañe los platos; otro sensor puede indicar si el nivel del agua sube demasiado y activa la función de desagüe para evitar que el lavavajillas se desborde; algunos lavavajillas incluso tienen sensores que pueden detectar la suciedad del agua que sale de los platos. Cuando el agua es lo suficientemente clara, el lavavajillas sabe que los platos están limpios.

como funciona el lavavajillasAunque los lavavajillas son herméticos, en realidad no se llenan de agua. Solo se llena una pequeña palangana en el fondo. Allí, los elementos calefactores calientan el agua hasta unos 70 grados mientras se mezclan con el detergente. Luego, una bomba impulsa el agua hasta los brazos rociadores, donde es expulsada y rociada contra los platos sucios.

Imagina una manguera de jardín con una boquilla: si colocas el pulgar sobre el extremo de la manguera, disminuyendo el espacio para que salga el agua, se rocía con más fuerza. Los surtidores del lavavajillas funcionan según el mismo principio. La fuerza del agua también hace que los brazos rociadores giren, como un rociador de césped.

Una vez que las partículas de comida se retiran de los platos, se atrapan en un filtro o se cortan en trozos pequeños y se desintegran, de manera similar a las acciones de un triturador de basura. Luego, el ciclo de calentar agua, rociarla y dejar que gotee nuevamente en la piscina de abajo se repite varias veces.

Cuando finaliza el lavado y el enjuague, el agua se desagua nuevamente, donde la bomba impulsa el agua fuera del lavavajillas. Dependiendo del tipo de lavaplatos, el agua drenada puede ir directamente a las tuberías debajo del fregadero o al triturador de basura.

El paso final de un ciclo de lavado es opcional: el ciclo de secado. El elemento calefactor en la parte inferior del lavavajillas calienta el aire del interior para ayudar a que los platos se sequen. Algunas personas simplemente las dejan secar sin calor para ahorrar energía.

Los lavavajillas no son muy complejos mecánicamente. Ahora que sabes cómo funciona un lavavajillas, en la siguiente sección veremos las principales partes de un lavavajillas básico.

Principales partes de un lavavajillas

Mecanismo de control

El mecanismo de control está ubicado dentro de la puerta detrás del panel de control. Muchas unidades utilizan un sistema electromecánico simple: un temporizador determina cuánto dura cada parte del ciclo y activa la función adecuada en el momento adecuado (como el dispensador de detergente, el rociador de lavado y las funciones de desagüe). Las marcas que son más caras pueden tener un sistema de control computarizado. Las unidades modernas también tienen un pestillo de puerta que debe estar cerrado para que la unidad funcione. Algunos también tienen cerraduras de seguridad para niños.

Válvula de entrada de agua

Aquí es por donde el agua ingresa al lavaplatos. Montado en el interior del lavavajillas, la válvula se abre y se cierra para dejar entrar la cantidad adecuada de agua durante un ciclo. Cuando se abre la válvula, la presión del agua impulsa el agua hacia la unidad.

partes de un lavavajillas

Bomba de circulación

Un motor eléctrico acciona la bomba de circulación. Durante el ciclo de lavado, la bomba impulsa el agua hacia los brazos rociadores. Durante el ciclo de desagüe, la bomba dirige el agua hacia la manguera de desagüe. El conjunto de la bomba está montado debajo del lavabo, en el centro del lavavasos. Hay dos tipos principales de bombas:

Reversible: Estas bombas alternan entre bombear agua a los brazos rociadores y bombear agua al desagüe invirtiendo la dirección del motor. Las bombas reversibles suelen estar montadas verticalmente.

Manejo directo: En estas bombas, el motor solo funciona en una dirección. Entonces, la dirección del flujo de agua cambia de los brazos rociadores al tubo de drenaje a través de una válvula solenoide. Las bombas de accionamiento directo suelen estar montadas horizontalmente.

Los lavavajillas se pueden instalar en una configuración portátil o permanente. Las unidades portátiles tienen lados terminados y una parte superior que se puede usar como encimera. Cuando no está en uso, la máquina se coloca junto a la pared. Cuando llega el momento de ejecutar un ciclo, la unidad se puede rodar sobre ruedas hasta el fregadero, donde se conecta al grifo y se enchufa a la corriente.

En una instalación permanente, el lavavajillas se coloca debajo de la encimera existente y se atornilla en su lugar. Las mangueras de debajo del fregadero de la cocina se conectan directamente a la línea de agua caliente y la línea de desagüe, y la unidad generalmente también se conecta debajo del fregadero. Ambos tipos de instalación requieren una línea con conexión a tierra.

Brazos rociadores

Los brazos rociadores se encuentran en la parte inferior y en el medio, y a veces, también en la parte superior. A medida que la máquina funciona, giran y arrojan agua por toda la máquina para limpiar los platos.

Dispensador

Normalmente ubicado en el interior de la puerta, el dispensador suele tener dos compartimentos diferentes: uno para detergente y otro para abrillantador. A lo largo del ciclo, los temporizadores garantizan que cada solución se dispense en el momento adecuado.

Filtro

Todos los lavavajillas tienen un filtro y es una buena idea revisarlo de vez en cuando. Algunos son extraíbles y se pueden limpiar con agua tibia.

Elemento calefactor

Este es el serpentín, que normalmente se encuentra en la parte inferior de la máquina, que calienta el agua para lavar y el aire para secar (aunque algunas máquinas usan secado por condensación o evaporación).

En términos de espacio para colocar artículos, la mayoría de los lavavajillas tienen dos rejillas extraíbles, aunque algunas tienen una tercera, que suele ser una bandeja / rejilla dedicada para cubiertos y artículos más pequeños. Generalmente, cuanto más pagas por un lavavajillas, más opciones tienes. Esto incluye extras como cestas para utensilios especiales, soportes para copas y surtidores extra potentes para limpiar utensilios de cocina. Aunque las principales partes de un lavavajillas son iguales en todos los modelos, según la calidad de cada modelo, hay algunas prestaciones extra. Si estás buscando un servicio de reparacion lavavajillas que te ayude, puedes contar con ReparEco.

Cómo usar el lavavajillas




Aunque el lavavajillas hace la mayor parte del trabajo, nosotros aún tenemos un papel. A continuación te presentamos algunas pautas que pueden ayudar a que tu lavavajillas funcione de manera segura y eficiente, sabiendo exactamente cómo usar el lavavajillas:

  • No uses jabón de manos. La espuma se desbordará del lavavajillas.
  • No sobrecargues el lavaplatos. Debes dejar espacio para que los chorros de agua salpiquen los platos.
  • Dirige la parte más sucia de los platos hacia los chorros, que suelen venir del centro.
  • No mezcles artículos de acero inoxidable y plata. Poner dos tipos diferentes de metal en contacto en un ambiente húmedo es una receta perfecta para la corrosión.
  • Trata de mantener separados las tazas, cucharas y otros artículos con formas idénticas. De lo contrario, tenderán a anidarse y el agua no podrá llegar a todas las partes de ellos.
  • No coloques madera, porcelana fina, cristal o platos pintados a mano en el lavavajillas. Lava estos artículos a mano.
  • Use el lavavajillas en un momento del día en que la presión del agua sea alta, como por la noche. El lavavajillas se limpiará mejor si no usas mucha agua para otra cosa, como lavar la ropa.
  • Si su casa tiene agua dura, usa un poco más de detergente.
  • Usa un abrillantador para evitar manchas y ayudar a que tus platos se sequen más rápidamente.
  • No coloque plásticos en la rejilla inferior, especialmente si usa el ciclo de secado en caliente. El elemento calefactor podría derretir algunos plásticos.
  • No limpies los platos previamente. Los lavaplatos dependen de los trozos de comida que se adhieren a los platos sucios para mantener un nivel de pH adecuado dentro del lavavajillas. Sin embargo, los pedazos grandes sí que deben tirarse a la basura.

como usar un lavavajillasDetergente

El detergente es una consideración importante al hacer funcionar un lavavasos. Los detergentes contrarrestan los depósitos minerales o la dureza del agua, contienen disolventes que ayudan a disolver los alimentos, tienen abrasivos que limpian la suciedad adherida y ayudan a que los alimentos se salgan de los platos con mayor facilidad.

No puede usar cualquier detergente en un lavavajillas; sólo funcionarán detergentes especialmente formulados para lavavajillas. Otros detergentes podrían dañar los platos o generar tanta espuma que el lavavajillas se desbordaría. Qué detergente elegir (pastilla, polvo o gel) se basa realmente en las preferencias personales. No se ha demostrado que un tipo limpie mejor que otro tipo. Solo asegúrate de que el detergente esté fresco (menos de dos meses) o no irá bien el lavado.

Saber cómo funciona un lavavajillas puede ayudarte a cuidarlo mejor. Por lo tanto, demos un paso atrás y vayamos a lo básico:

Programa de lavado

Una vez que tu lavavajillas está cargado, la puerta está cerrada y has seleccionado su configuración, ocurre la verdadera magia: el lavavajillas, conectado a una línea de agua caliente, aumentará, según el ciclo, la temperatura del agua que ingresa a la máquina y comenzará con el lavado.

Luego, el agua se bombea a través de los brazos rociadores, donde se rocía contra los platos sucios. Los lavaplatos filtran y recirculan el agua muchas veces a lo largo de un ciclo, y algunos incluso agregan más agua y tiempo dependiendo de qué tan sucia esté la carga. El agua sucia luego se desagua a través de las tuberías de debajo. Cada carga que hagas puede agregar cal a las partes ocultas de tu máquina, por lo que para ayudar a garantizar que continúe funcionando de manera eficiente, es recomendable hacer limpiezas mensuales.

Programa de enjuague

En este ciclo, se bombea agua nueva a la máquina y se empuja a través de los brazos rociadores para enjuagar los platos de cualquier residuo o detergente restante. También es cuando se dispensa un abrillantador, para ayudar a prevenir las manchas y la formación de marcas, así como para ayudar en el ciclo de secado. Estas soluciones utilizan tensioactivos para hacer su trabajo: reducen la tensión superficial del agua y evitan que se formen gotas en los platos, lo que finalmente ayuda a eliminar las manchas de agua. Si se selecciona un ciclo de desinfección, se aumenta la temperatura del enjuague final.

Programa de secado

Este es el último paso. Los usuarios de lavavajillas pueden optar por ahorrar energía y dejar que los platos se sequen al aire en la máquina o elegir un ciclo de secado con calor en el que un elemento calefactor calienta el aire en la máquina para ayudar a acelerar el proceso de secado. A medida que los lavavajillas se han vuelto más eficientes energéticamente, la adición de abrillantador ayuda a que los artículos se sequen con menos manchas y marcas. También ayuda a detener la redeposición de restos de comida y detergente en la parte de enjuague del ciclo (ya que el agua a menudo se recircula dentro de un mismo ciclo). Pero si el filtro está limpio, no debería haber muchos residuos en el agua de enjuague.

Ahora que sabes cómo usar un lavavajillas, veamos otro asunto que puede también interesarte...

como usar el lavavajillas

Otros problemas frecuentes del lavavajillas

Con el uso regular, puedes esperar que se acumule grasa y suciedad en el filtro, los brazos rociadores y las mangueras de tu lavavajillas. En áreas con agua especialmente dura, también puedes notar una gran cantidad de acumulación de cal. Toda esta suciedad puede afectar a la función de tu electrodoméstico y puede provocar que los platos no se limpien correctamente.

Para ayudar a evitar que esto suceda, las limpiezas rutinarias son importantes. Usa un limpiador de lavavajillas aproximadamente una vez al mes, especialmente si usas tu lavavajillas con frecuencia. Durante el ciclo, esta sencilla solución ayuda a eliminar la grasa acumulada y la cal de áreas como los filtros, los brazos rociadores y las tuberías, así como otras partes ocultas del interior.

Soluciones para el problema más común

El problema que la mayoría de la gente encuentra con los lavavajillas es la simple incapacidad de limpiar los platos. Puede haber alimentos pegados o residuos del detergente. Un problema de presión de agua puede ser el culpable. Es posible que debas reemplazar la válvula de entrada de agua.

Otro problema común es la acumulación de minerales. Si tu casa tiene agua dura, la acumulación de minerales puede obstruir los chorros de agua. Consulta un servicio técnico de lavavajillas para buscar soluciones.

A veces, un lavavajillas tiene problemas para desaguar correctamente. Puede haber una obstrucción en la manguera de drenaje o un problema con la bomba. También es posible que el agua se vuelva demasiado jabonosa y que los sensores de lavado no detecten la espuma de jabón como agua. Esto hace que cierre el ciclo de drenaje demasiado pronto. Prueba utilizando menos cantidad de detergente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button
Abrir WhatsApp
Contactar por WhatsApp
o escanea el código
Consúltanos sin compromiso, te explicaremos cómo trabajamos. Llámanos, escríbenos o reserva online.